Casa de los Tres Pavos Museo de Arte Contemporáneo

La casona, de amplias habitaciones, forma parte del patrimonio histórico de la ciudad y está situada a cuatro cuadras de la catedral. Fue mandada construir a principios de la década de los 20 del anterior siglo por un hacendado de apellidos Céspedes Roca, que quiso sentar su dominio mandando esculpir tres aves de corral en alto relieve sobre el ingreso principal de la calle Sucre, siendo su constructor José Cadario.

El segundo patio de la casa de los tres pavos, situada en la esquina de las calles Sucre y Potosí, será convertido en los nuevos ambientes del Museo de Arte Contemporáneo, previo concurso de proyectos arquitectónicos en el que salió ganador el equipo de César Fernando Morón Encinas, que recibió un premio de Bs 260.000.

Según el investigador Aquiles Gómez, en su libro ¡Qué tiempos aquellos de mi viejo Santa Cruz!, a la muerte del propietario original la vivienda fue adquirida por el súbdito alemán afincado en la ciudad Wálter Frerking y su esposa, Cora Osuna, que la alquilaron para que funcione la escuela primaria Nº 3 Neptalí Sandóval.

Al estallar la Guerra del Chaco, la escuela fue hospedaje de los oficiales militares, siendo pintadas las paredes interiores con murales, un escudo nacional, mapas y randas por el pintor paisajista Carlos Cortez.

Restauración

Según Jery Méndez, director del Centro del Patrimonio Histórico, en sus planes está efectuar una restauración de la parte antigua para 2014, pero en los primeros meses debe estar readecuado el proyecto de arquitectura que ganó el concurso de ampliación para aprovechar el segundo patio, donde hoy solo es un jardín.

Por su parte, el director del concurso, Daniel Osinaga, detalló que la obra constará de cuatro salas de exposición, un auditorio para 100 personas y un depósito especializado para acoger las obras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here