Civismo del 24 de septiembre

elduendecambaHasta el duende desfilo en las calles de Santa Cruz Ciudad, y con mucha gente el civismo de los políticos o dirigentes que saludan desde el palco. El fervor por esta tierra se siente desde abajo, en las miles de almas que enfundan su sombrero e’ saó, que reúnen los pesos que no le sobran para comprarse su banderita y lucirla en plena Plaza Principal, para pregonar a los cuatro vientos: «No hay tierra como mi tierra».

Y para bendecir a todos los que forjaron antaño esta tierra que en medio siglo se cansó de ser aldea y empezó a crecer descontroladamente y convertirse en una metrópoli, sintetizada ayer en el desfile cívico-militar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here